Fue campeón con Lanús y en Estados Unidos: ahora jugará en la Premier League tras un pase récord

Un nombre acaparó la atención en el último día del mercado de transferencias en el fútbol inglés. Fue el del paraguayo Miguel Almirón, quien se convirtió en el jugador más caro en la historia del Newcastle. Los más de 25 millones de dólares que pagaron Las Urracas para fichar al futbolista de 24 años del Atlanta United superó el récord de 20 millones que costó el traspaso de Michael Owen desde el Real Madrid en 2005. También representó el traspaso más caro en la historia de la MLS, la liga de fútbol profesional de Estados Unidos.

 
La llegada del exjugador de Lanús ha generado una gran expectativa en Inglaterra tras haber sido una de las figuras de la liga estadounidense desde que se unió a Atlanta a finales de 2016. De hecho, integró el equipo ideal en sus dos temporadas en la MLS y su aporte fue crucial para el título conseguido el año pasado por el equipo dirigido por Gerardo Martino.
Estoy muy contento y ansioso por comenzar y conocer a mis compañeros”, dijo Almirón al ser presentado con la camiseta blanca y negra del Newcastle. “La liga, que es muy competitiva, la historia de este club y el propio Rafa Benítez (entrenador) son las principales razones por las que estoy aquí ahora”, agregó.
 
“Pienso que es una gran responsabilidad, algo bonito para mí y trataré de ofrecer lo mejor que pueda para responder a la confianza que el club ha puesto en mí”, aseguró quien comenzó su carrera en Cerro Porteño, en Paraguay, antes de levantar la copa también con el Granate.
 
Almirón, quien ha jugado 13 veces con la selección de su país, es reconocido por la calidad de su pie izquierdo y su inteligencia en el campo. “El paraguayo ha demostrado a lo largo de su carrera que es extremadamente versátil para jugar en la zona de ataque”, destacó en su análisis táctico el sitio especializado The Coaches’ Voice (“La voz de los entrenadores”). En su página en español, los técnicos resaltan su “habilidad para recibir bajo presión” y su explosividad “para deshacerse de sus marcadores al primer toque”.
Junto a los 13 goles que marcó la temporada pasada, Almirón también sumó 11 asistencias. “Tiene la capacidad de mover la pelota rápidamente entre líneas después de girar. A eso suma la virtud de ver con claridad pases de penetración para los compañeros avanzados”, agregó la publicación. Otra cualidad que mencionan es su “actitud agresiva y trabajadora”, que le permite redoblarse en labores defensivas para recuperar el balón. Para los sudamericanos no es novedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas