Desde la prisión, Lázaro Báez pide que le descongelen US$ 4 millones bloqueados en Bahamas

En Bahamas se lleva a cabo una audiencia por un reclamo hecho de Lázaro Báez ante la Corte Suprema de ese país. El reclamo se basa en querer levantar el congelamiento de 4 millones de dólares bloqueados por la Justicia argentina.

 

Esos millones forman parte de fondos detectados por la Unidad de Información Financiera (UIF) y los movimientos violatorios de las inhibiciones judiciales derivaron en la detención del mayor de los hijos varones del contratista K. La audiencia será determinante para el reconocimiento de los fondos y “evitar que vuelvan a ocultar fondos en el exterior”.

 

El primer pedido para la audiencia se negó hace dos semanas pero finalmente se fijó para el viernes 8. La Justicia argentina, por su parte, espera una resolución en los próximos días.

La Justicia de este país determinó un embargo de 600 millones de dólares a los Báez, frente a un patrimonio conocido oficialmente de 205 millones de dólares.

 

Tras la noticia del congelamiento de fondos por parte del Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4), los abogados de Báez presentó un pedido para destrabar el “dinero cautelado”. Fuentes judiciales expresaron que esos fondos “deben seguir congelados, porque está en riesgo que (los Báez) vuelvan a ocultar esos millones en caso de que Bahamas los habilite, con lo cual se perderían de decomisar montos muy significativos que fueron obtenidos de modo ilegal”.

 

La Justicia envió a Bahamas varios documentos, la elevación a juicio, demás papeles determinantes para explicar las medidas trabadas sobre el patrimonio de Báez.Ante estos documentos, en la primera audiencia en Bahamas se rechazó el pedido del empresario que sigue detenido.

 

Los abogados de Báez habían reclamado 2.981.646 dólares de la cuenta 590201 y 1.009.391 dólares de la subcuenta 590207 en el Banco CBH LDT de Bahamas.

 

La UIF detectó el movimiento de 10 millones de dólares en el exterior y se determinó luego un faltante de más de 5 millones de dólares, lo que condujo a prisión a Martín Báez por haber violado los embargos e inhibiciones ordenadas por Casanello en 2016.

La UIF y la Oficina Anticorrupción (OA) reiteraron con presentación de escritos que esos fondos “deben permanecer cautelados”, para evitar que sean “movilizados ilegalmente”.

 

Los abogados defensores, sostienen que Báez “nunca mantuvo cuentas a su nombre en el exterior ni dinero fuera del país”. Pero la Justicia a través de los correspondientes escritos dio cuenta que hubo un pedido por el dinero congelado en el exterior.

 

La Justicia espera que la Corte de Bahamas mantenga el criterio de las medidas optadas por el país y así “evitar que se continúe entorpeciendo la investigación y atentando contra uno de los fines del proceso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas