Por las protestas en Cataluña, postergan el clásico entre Barcelona y Real Madrid

Aún no hay fecha para el duelo de La Liga. Si las partes no llegan a un acuerdo, la misma será asignada por el Comité de Competición.

La ciudad de Cataluña enfrentó una nueva jornada de movilizaciones, algunas con incidentes, luego de la sentencia condenatoria contra los líderes del fallido proceso de secesión de 2017.

 

La Federación Española de Fútbol anunciaría que reprogramará la fecha del próximo clásico entre Barcelona y Real Madrid, informó el jueves el periódico El Mundo, citando preocupaciones de seguridad debido a las manifestaciones en Cataluña.

 

El partido entre los dos gigantes del fútbol mundial debería disputarse el 26 de este mes en el estadio Camp Nou de Barcelona. El miércoles, la Liga pidió que el partido fuera trasladado a Madrid en medio de las protestas en Cataluña debido al encarcelamiento de nueve líderes separatistas catalanes.

El día comenzó con cortes de rutas y vías a la espera de que la plataforma ciudadana Tsunami Democrático anuncie su próxima acción de desobediencia civil no violenta.

Una de las protestas más importantes sucedió en el Aeropuerto del Prat, en donde miles de manifestantes bloquearon los accesos y se tuvieron que cancelar más de 100 vuelos, según informó el diario La Vanguardia.

Allí se vivieron momentos de alta tensión, después de que los protestantes lanzaran extintores, carros porta valijas, palés de madera y otros objetos contra los agentes de policía.

Por otra parte, estudiantes de secundaria empezaron a movilizarse desde el mediodía español cortando las calles del centro de Barcelona y tomando centros de estudios.

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmniun Cultural convocaron una «sentada con velas» frente a las delegaciones del gobierno central español en Cataluña.

Las demandas en la terminal aérea dejaron heridos, entre ellos un joven de 22 años que perdió un ojo como consecuencia del impacto de una bala de goma policial, que estarían prohibidas en Cataluña.

A este se le suma otro hombre de 30 años lastimado que fue operado por una lesión testicular.
Quim Torra, presidente catalán, animó a la ciudadanía a protestar contra el fallo y aseguró que «el compromiso» de su gobierno es «defender los derechos de los que se manifiestan y también la seguridad».

En las marchas, los manifestantes llevan simbología antifascista y banderas independentistas, y también gritan lemas como «las calles serán siempre nuestras» y «1 de octubre, ni olvido ni perdón».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas