Racing superó a Tigre y se quedó con Trofeo de Campeones en la despedida de Coudet

Se impuso 2 a 0 con doblete de Matías Rojas. La Academia fue un justo ganador en la final y cierra el año con una alegría grande.

Racing se quedó con el Trofeo de Campeones de la Superliga tras derrotar 2 a 0 a Tigre en Mar del Plata, y Eduardo «Chacho» Coudet cerró así su ciclo al frente del equipo con su segundo título en un año, algo que no sucedía desde 1967, cuando ganó la Libertadores y la Intercontinental.

El encuentro se disputó ante cerca de 30 mil personas en el estadio José María Minella, con el arbitraje de Fernando Rapallini.

 

El equipo de Avellaneda fue más eficaz que lucido, frente a un rival que estuvo a la altura de la final, y se quedó con este nuevo trofeo gracias a dos goles convertidos a los 30 y a los 44 del primer tiempo por Matías Rojas.

Tigre propuso en el arranque una defensa de cinco hombres en el fondo, con Ezequiel Rodríguezacompañando a los centrales, y los laterales Lucas Rodríguez y Matías Pérez Acuña listos para sumarse a la marca en mitad de cancha, y el planteó descolocó a Racing en los primeros minutos.

 

El equipo de Coudet intentó romper la defensa rival con la velocidad de Darío Cvitanich, pero de a poco el conjunto dirigido por Néstor Gorosito comenzó a controlar el trámite del juego, anulando con la presión a Matías Zaracho y a Rojas.

Tigre amenazó a los 9m. el arco de Gabriel Arias, con un zurdazo de Gerardo Alcoba tras un córner, que se fue desviado por arriba, y tuvo la más clara de la primera mitad diez minutos más tarde, tras otra jugada con pelota detenida: Rodríguez conectó un rebote solo en el punto del penal, y el disparo salió cerca del travesaño.

A los 30m, en el momento en que peor la pasaba, Racing encontró la fórmula que le permitiría quedarse con la copa: tras una mala salida del equipo de Gorosito, Jonathan Cristaldo habilitó aWalter Montoya, quien trepó por derecha con pelota controlada y cerró la jugada con un pase suave hacia adentro para que Rojas marcara el 1 a 0 de zurda.

 

El equipo de Victoria no logró recuperar la iniciativa tras el gol, y el conjunto de Avellaneda trató de ajustar la presión, que volvió a dar resultado a los 44m, con otra habilitación de Cristaldo por la banda derecha para Montoya, quien lanzado en velocidad ingresó al área y habilitó nuevamente por adentro a Rojas, quien puso el 2 a 0 con un toque suave de zurda, sin mucho por hacer paraGonzalo Marinelli.

 

Tigre salió con la misma decisión que en el arranque a jugar el segundo tiempo, pero la primera chance neta de peligro fue para Racing, con un zurdazo potente de Cristaldo ingresando por derecha, tras un mal despeje hacia adentro de Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas